El acné adulto: un problema común

La presencia de acné ha ido aumentando, convirtiéndose en un problema cutáneo habitual que no solo afecta a los adolescentes. De hecho, el acné adulto es más persistente que el acné juvenil y las cicatrices son más frecuentes debido a la incapacidad de la piel para repararse a sí misma a causa del envejecimiento.

Provocado por las hormonas, el acné puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida y el principal factor agravante que produce el acné adulto es el estrés crónico. Todos sabemos que el estrés agudo y el estrés temporal pueden producir brotes cada cierto tiempo. Sin embargo, el estrés crónico y continuado aumenta los niveles hormonales, lo que puede producir un incremento de la producción de grasa.

Además, este acné adulto puede verse agravado por factores internos y externos. A nivel interno, los efectos psicológicos del acné adulto pueden contribuir a la aparición continua de brotes acneicos. Cuando los adultos se frustan a causa de los signos del acné en la piel, esto genera más estrés emocional, lo que contribuye a un aumento continuo de la actividad excesiva de las glándulas sebáceas y produce un ciclo continuado de acné. Y a nivel externo, la necesidad de tocar o apretar los granos hace que la piel tenga aún más bacterias que causan acné.

En La Quinta Avenida sabemos que es fundamental comenzar a tratar el acné antes de que empiecen a formarse lesiones grandes que pudieran dejar cicatrices. Pero también es muy importante y necesario adquirir una serie de hábitos indispensables para mantenerlo a raya. Por ello, desde nuestro centro te recomendamos los mejores tratamientos faciales para evitar o combatir este problema tan común, que aparece tanto en hombres como en mujeres.

Seas adulto o adolescente, hablamos de un problema que nos preocupa a todos, y desde nuestro centro te proponemos un tratamiento totalmente personalizado a base de extracción  desintoxicación del poro cada 21 días aproximadamente. Una buena opción es añadir al tratamiento una mascarilla a base de plankton marino enriquecido con minerales y sustancias que absorbe el exceso de grasa y que presenta una buena eficacia limpiadora. Con ello conseguimos eliminar las células muertas de la superficie y las impurezas, suavizamos la piel y hacemos que los poros estén menos visibles. Además, aumentaremos sus beneficios a través de la utilización de la máscara de LED, la cual nos permite duplicar los beneficios de la mascarilla que hemos colocado debajo de esta novedosa tecnología.

En casos extremos podemos utilizar la máquina de Indiba en tecnología capacitiva, usada principalmente en tejidos poco densos y muy adecuado para los tejidos de la superficie. Se trata de una técnica que consiste en aplicar una corriente con una frecuencia específica, en concreto 448kHz, que se vehiculiza mediante dos electrodos y un aumento a la temperatura corporal a nivel profundo de entre 3 y 5ºC.

Es un tratamiento no invasivo e indoloro que garantiza una renovación celular y cutánea, recuperando y equilibrando aquellos tejidos dañados. Además, proporciona un efecto lifting y una piel más tersa, hidratada, joven y mucho más luminosa.

 

CONSEJO LQA

No olvides recordar la importancia de una buena limpieza facial en casa, igualmente necesaria tanto si utilizas maquillaje como si no. Al momento de realizar una buena limpieza se debe tener en cuenta el tipo de piel para así utilizar los productos apropiados según cada necesidad.

Para conocer con exactitud el tipo de piel y las necesidades de ésta, no dudes en acudir a nuestro centro para que nuestras profesionales de la belleza te aconsejen los mejores productos, técnicas y frecuencia de tratamiento.

2 comentarios en “El acné adulto: un problema común”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba