Ondas de choque

STORZ MEDICAL

La máquina todoterreno para conseguir el cuerpo perfecto

Las ondas de choque actúan con precisión y seguridad en tratamientos faciales y corporales gracias a sus distintos cabezales adaptados a las principales problemáticas de nuestros clientes.

Una onda radial que nos permite penetrar hasta dos centímetros de profundidad, lo que nos permite:

  • Reducir el tejido adiposo y combatir la celulitis, la principal problemática que afecta a más del 80% de las personas.
  • Reafirmación de los tejidos desde la primera sesión.
  • Mejorar notablemente el aspecto de “piel de naranja”.
  • Tratar arrugar y flacidez en tratamiento facial gracias a su cabezal específico

¿Cómo funciona? Ondas de choque en tratamiento corporal

Las células adiposas de gran tamaño presionan hacia arriba a la superficie cutánea, presentando así el típico aspecto de piel de naranja. La circulación sanguínea se reduce en la zona y como consecuencia, aparecen los temidos “hoyuelos” o nódulos.

Las ondas de choque estimulan la microcirculación en el tejido adiposo y eliminan los trastornos de la regulación metabólica para mitigar los efectos de la celulitis. Se estimula la producción de colágeno y se refuerzan la dermis y la epidermis. En consecuencia, después del tratamiento, el tejido y la piel recuperan su elasticidad natural y adquieren firmeza, lo que proporciona una mejora visible, inmediata y duradera en el aspecto de la piel.

Tratamiento antiaging facial 

El tratamiento de ondas de choque combate los efectos más visibles de la edad en el rostro, que comienzan a manifestarse a partir de los veinticinco años. Esto se debe a la pérdida de elasticidad de las fibras de la dermis.
En La Quinta Avenida presentamos protocolos específicos para reducir considerablemente los efectos del paso del tiempo en el rostro, consiguiendo un efecto antiedad notable desde la primera sesión.

Trata las arrugas más comunes que aparecen en zonas como el surco nasogeniano, labio superior, comisuras de la boca, arrugas en frente… Así como la zona orbicular del ojo. Todo ello con gran efectividad y disfrutando de una sesión relajante e indolora para el cliente. 

 

Ir arriba