El mejor cuidado para tus cutículas

Una de las partes más importantes de nuestras manos es sin duda alguna las cutículas, un tejido de células muertas justo al borde de nuestra uña. Muchas personas pasan por alto el cuidado de las cutículas, y desde La Quinta Avenida queremos concienciaros del cuidado de estas al realizar un servicio de manicura y/o pedicura. Puede que sea la parte menos creativa de todo el proceso, pero es esencial en nuestros rituales de belleza puesto que sobre ella se asienta el resto de los cuidados posteriores que vayamos a realizar.

Debemos recordar siempre, independientemente de si llevamos realizada una manicura o pedicura más elaborada, que es esencial proporcionar a nuestras manos y pies un cuidado minucioso en las cutículas para obtener una imagen personal limpia y cuidada.

Uno de nuestros lemas en LQA es que sin un buen cuidado de tus cutículas de poco nos servirá una manicura o pedicura ya que la primera impresión será siempre de descuido y suciedad en nuestra piel. Una buena forma de reducir la sequedad de nuestras cutículas y aumentar la duración de su cuidado es proporcionarles una buena hidratación con un aceite específico para la zona para dejarla bien protegida.

¿Sabes cómo puedes cuidar tus cutículas en casa?

  1. Sumerge tus manos en un cuenco con agua tibia y déjalos así durante 10 minutos con el fin de ablandar tus cutículas. Puedes añadir algún jabón específico para el cuidado de mano si así lo deseas.
  2. Después, aplica con un suave masaje un aceite o crema especial para el cuidado de cutículas, con el fin de hidratar y nutrir su estructura.
  3. Con la ayuda de un palito de naranjo desechable, empuja suavemente la cutícula hacia atrás, con cuidado para evitar causar heridas o causar deformaciones, ¡recuerda que su función es proteger tus uñas!

CONSEJO LQA

En LQA recomendamos realizar una manicura completa cada mes, medio y medio máximo. Es un ritual esencial para la salud y la belleza que debe realizarse de una manera constante para lograr unos resultados duraderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba